Costumbrismo, destacados, Sociedad — 29 diciembre, 2015 at 7:03 pm

Antorcheros reales. Un centenar de ellos alumbrará la bajada de Bolón

por

El 2016 nos traerá de nuevo antorchas en la senda de los Reyes Magos, retomando así una tradición que se remonta a más de medio siglo. Sus Majestades descienden por la montaña más emblemática para los eldenses, Bolón, precedidos de un alumbrado muy especial, las antorchas, que marcan su llegada y el comienzo de la cabalgata. El Centro Excursionista Eldense inició en su día esta actividad y se responsabilizó de ella hasta el 2014. El pasado año las antorchas se suprimieron ante la imposibilidad de garantizar la seguridad, ya que se habían llegado a concentrar hasta 3.000 personas en la montaña, y fueron sustituidas por ledes. La medida resultó impopular, pese a la alta participación y una de las asignaturas pendientes ha sido la recuperación de esta tradición.En este sentido el actual alcalde, Rubén Alfaro, ha mantenido diferentes reuniones con la consellería de Medio Ambiente hasta conseguir que volviesen de nuevo las antorchas a Elda.

Con matices

Por primera vez la bajada de antorchas contará con los permisos pertinentes de la administración, pero será con cambios sustanciales, un éxito con matices ya que las condiciones, para evitar accidentes, limitan la participación de antorcheros y han precisado de cambios y modificaciones en el Plan de Quemas, para garantizar la seguridad en la senda.

En primer lugar, sólo podrán participar 100 antorcheros, mayores de 18 años y residentes en Elda, que serán elegidos mediante sorteo, previa inscripción en la web del Ayuntamiento a partir del 30 de diciembre. Los elegidos deberán asistir a una reunión obligatoria para conocer las medidas de pertinentes y también aumentan los efectivos de Policía Local, bomberos, Protección Civil y agentes forestales en la senda, que se cerrará para subir a partir de las 16:00 horas. A las 17:30 y hasta que desciendan los portadores de antorchas, también se cerrará la bajada. El sorteo se llevará a cabo el 4 de enero y si el día 5 existiese alerta por riesgo de incendios, se suspendería la bajada de antorchas.

Independientemente de todo esto, las personas que lo deseen podrán subir a la montaña, disfrutar de la jornada tal como se ha hecho en años anteriores y descender por la senda una vez que lo hayan hecho los antorcheros, o de forma previa, con otro tipo de iluminación, como linternas o ledes.

El alcalde, en un bando publicado al respecto, recomienda el cuidado del paraje;

“Quiero recordar también que el respeto por la montaña y por nuestros parajes en general también necesitan del cuidado y esmero, que la mayoría de montañeros y excursionistas tienen, para no dejar residuos que alteren estos espacios naturales que cumplen una función vital para todos y todas. Muchos vecinos y familias tienen también por costumbre subir a Bolón a pasar el día, y a ellos agradecemos que lo hagan con sentido común, respeto y cumpliendo las normas heredadas de nuestros antepasados de no dejar en la montaña nada que no sea propio de ella.”

Más de medio siglo

En el año 2009 se cumplían 50 años del comienzo de esta actividad por parte del Centro Excursionista Eldense. Entonces se contabilizaban unos 1.500 participantes. Hemos recuperado un reportaje, publicado en la revista Vivir en Elda (diciembre 2009) en el que se narra el sentido de esta bajada y se recogen las medidas de seguridad que en aquellos momentos indicaba el CEE.

La bajada de las antorchas de Bolón cumple medio siglo

Alumbrado para Reyes

Son la luz que ilumina a los Magos que llegan de Oriente. El inicio de la bajada de las antorchas del monte Bolón marca la llegada de sus majestades. El descenso alumbra de forma serpenteante la silueta del monte más emblemático y cercano de nuestro entorno. Bolón es la señal que da paso a la noche más mágica del año, y desata el nerviosismo no sólo de los más pequeños de cada casa, con la aparición de las primeras antorchas. La participación de mil quinientas personas en esta actividad, y su medio siglo de vida, dan cuenta del arraigo de esta iniciativa única en la provincia y posiblemente como tal en España, que organiza el Centro Excursionista Eldense. En esta cita, ni el frío ni la lluvia son eximentes.

El próximo 5 de enero se cumplirán 50 años desde que el Centro Excursionista Eldense comenzase a colaborar con la cabalgata de Reyes. La subida a Bolón, y el descenso de las antorchas en esa noche tan especial, es un espectáculo único que disfrutamos los habitantes del valle. Según los archivos del CEE en aquellas fechas se realiza un servicio rural de entrega de regalos por los campos de nuestro entorno. La sección de Montaña fue la encargada de confeccionar una estadística sobre los campos habitados durante todo el año para saber el número, edad y sexo de los niños. Posteriormente comienzan a colaborar con las autoridades locales, FET y OJE[1], y se enciende una gran hoguera en el monte de Bolón para proceder después al descenso portando antorchas los montañeros para alumbrar el camino de los Magos de Oriente. Esta labor fue encomendada a Julián Torregrosa Navarro y Manuel Díaz Cuenca. Con el paso del tiempo le sustituiría Juan Verdú y posteriormente J. Miguel Rico “Anduriña”. Éste último es el encargado de encender la hoguera en el monte, una labor que al día de hoy comparte con su hijo, al que enseña para en un futuro pueda sustituirle.

En la actualidad Miguel de Juan, Vocal de Montaña, es el encargado de llevar a cabo y coordinar toda esta actividad, un trabajo que lleva desarrollando los últimos cinco años acompañado por un equipo en el que participan medio centenar de personas, de los grupos de montaña del CEE, a los que se suman los voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil.

 Un día en al montaña

Para preparar la jornada del 5 de enero se lleva a cabo un trabajo previo ya que hay que acometer una serie de actuaciones, como el acondicionamiento de la senda que sube hasta la cima. “El primer trayecto es el más dificultoso” apunta Miguel de Juan, “pero el esfuerzo siempre vale la pena”.
Hay que tener en cuenta que la mayoría de quienes ese día se dirigen a Bolón no son montañeros y no tienen por tanto costumbre de subir y caminar por el monte. Dicen quienes suben ese día a la montaña que “pese a todo el sacrificio, al contemplar la cara de los más pequeños, se ve compensado”.
La jornada del día 5 comienza temprano ya que hay que subir hasta la cima con todo el avituallamiento, pastas, café o refrescos. Hay mucha gente que sube a pasar el día a la montaña y pueden verse a grupos de amigos comiendo en el entorno.

 El reparto

Miguel cuenta que en los comienzos de esta actividad, con muy poca gente, había quien tenía que bajar cargado con dos antorchas, algo que hoy en día es improbable puesto que suben a la cima alrededor de 1.500 personas y calculan que bajan 700 antorchas.
Cabe destacar que el CEE reparte 300 antorchas y que el resto lo suelen comprar quienes participan del descenso en una establecimiento próximo a la parroquia de Santa Ana. Los más pequeños tienen preferencia respecto a los mayores y, por experiencia, aconsejan que sean los niños quienes porten las antorchas, y no los adultos o ambos a la vez, puesto que a lo largo del camino en muchas ocasiones son los mayores los que han de echarle una mano a los pequeños.
Pese a que al principio las antorchas se repartían en la cumbre de Bolón el punto de entrega actual es la Melva. A partir de las 15:30 de la tarde comienzan a subir la mayor parte de los participantes y se inicia entonces el reparto de antorchas hasta aproximadamente las 16:30. Una vez en la cumbre entre las 17:00 y las 17:30 comienza la cola para encender las antorchas y a partir de ese momento se inicia el descenso. La idea es enlazar con el comienzo de la cabalgata y de esta forma a las 18:30 de la tarde llegan las primeras antorcha a la Melva y se inicia así la cabalgata de Reyes. La organización llega con la última antorcha que desciende de Bolón a las 19:30 de la tarde.

Recomendaciones.

Teniendo en cuenta que la mayoría de quienes suben al monte ese día no suelen ser montañeros, desde la organización se realizan una serie de recomendaciones entre las que cabe destacar:

  • Calzado apropiado para transitar por el monte y no resbalarse, nunca deportivas y sin dibujo en las suelas.
  • Llevar siempre arriba la antorcha y no jugar con ella.
  • Guardar una distancia prudente para con la persona que va delante en la bajada.
  • No abandonar las antorchas en el monte ( a la llegada se instalan contenedores con agua para que las puedan dejar)
  • No se recomienda a los adultos que suban acompañados de niños que lleven antorchas ya que los pequeños suelen cansarse en las bajadas y al final tienen que terminar haciendo el relevo.

Miguel de Juan apunta que es importante disfrutar de esta actividad. “Quienes están pendientes de llegar a tiempo a la cabalgata no deberían subir a la montaña. Yo siempre digo que tienes que optar por el descenso o la cabalgata ya que de esta forma disfrutas cada momento y para descender es importante estar tranquilo y recrearte de la espectacular vista que nos ofrece la ciudad iluminada”.

De todas partes

Desde la organización aseguran que años tras año son más las personas que se suman a esta iniciativa y que llegan desde otros puntos de la comarca y de la provincia e incluso se agregan familiares que están en Elda pasando estos días.La subida y el descenso de Bolón, en ese día, constituyen para muchos una oportunidad única de poder disfrutar en la naturaleza de una actividad exclusiva de nuestra zona, a la vez de servir como guía de la entrada más esperada en el valle, la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.El espectáculo iluminado de Bolón seguirá marcando un año más el camino de la ilusión.

[1]           Revista 50 aniversario CEE 1957-2007.página 40
Imagen de portada; Ignacio Arraez (2008)

Print Friendly

Un comentario

  1. Ahora entiendo lo que esta sucediendo en esta ciudad con la perdida de logros que tanto costó conseguir y mantener.
    Pérdida que en algunos casos, a sido por capricho del mandatario de turno (San Silvestre, pese al número de inscritos no al de participantes reales),en otros por desinterés de los padres y organismos públicos (Deporte Escolar), en otros por
    Falta de sensibilidad, del gobierno municipal anterior y de imaginación en el actual, en esta tradicional bajada de las Antorchas. Llevaba, digo llevaba, porque el año pasado y este también he decidido, que conmigo no cuenten para ser colaborador de la perdida de una seña de identidad más, en mi ciudad (la otra a sido la Plaza Castelar, ahora aplaudida por quienes hace tan solo unos meses, estaban con el grupo que formamos el castelazo, pero la falta de coherencia y de personalidad hace esta paradojas en la vida política), como digo llevaba cuarenta años, iniciando mi cumpleaños en la cima, de Bolón y en ocasiones colaborando con el grupo de montaña del CEE. Desde mi cargo en el Ayuntamiento de coordinador del deportes.
    Cierto es, que ya hace tiempo lo hablamos en la cima, los conocidos y con miembros de la organización, de la falta de control en el encendido de las antorchas, ante el volumen de participantes y para ello existían y existen soluciones, pero claro un vez más nos encontramos con el problema de tener que pensar, para buscar soluciones a los problemas. Lo primero es saber si las autoridades, conocen y quieren tener un patrimonio Eldense, declarado “BIEN DE INTERES TURISTICO”, tal como sucede en Baga (Barcelona), donde en un monte con un Bosque, de mayor volumen en hectáreas y en arboleda, se celebra desde tiempos inmemoriales, una bajada de antorchas, antorchas que tienen que medir un mínimo de 30 c. según la tradición (el año pasado ganó el concurso de antorchas, un ciudadano, con una de TRES m.), concurso que se realiza en la plaza del pueblo, con las antorchas llegan encendidas.
    Evidentemente la Generatilat y el Ayuntamiento, toman todas las medidas oportunas, para evitar riesgos de incendios y de lesiones, riesgos que allí y aquí los participantes, son los primeros en evitar y para muestra un botón ¿Cuántos conatos de incendios a tenido Bolón desde 1959?, que yo recuerde ninguno. Si tuvo un incendio hace unos años y no fue precisamente en esa fecha, fecha en la que TOD@S, colaboramos para tener un acto de una estética preciosa y único en España, junto al de Baga. Pero como siempre ocurre, la falta de cariño por las cosas bien echas, sean las que sean, están se deforman, o se pierden (LA PLAZA CASTELAR-LA SAN SILVESTRE-EL DEPORTE ESCOLAR-………………y ahora la BAJADA DE LAS ANTORCHAS.

    Quien piensa poco, se equivoca mucho.
    (Leonardo da Vinci)

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>