Cultura, destacados, Entrevistas — 21 enero, 2017 at 5:07 pm

Carmen Castaño: el camino a la abstracción

por

Dice sentirse afortunada por haber hecho aquello que le apasiona y constituye para ella una auténtica necesidad, la pintura. Una carrera consolidada, regada con múltiples premios, años y años en los que se ha dedicado a aprender y a enseñar hasta encontrar el punto real de su sueño “tener tiempo y desarrollar aquello que llevas dentro”. Este camino la lleva a la abstracción en la pintura, un paso en el que siempre se ha sentido cómoda y que ahora, por fin, ha podido dar. Carmen Castaño es un ejemplo de esfuerzo: licenciada en Bellas Artes, emprendedora, docente, perfeccionista. En definitiva, artista. En “Calzando pinceladas” revela cronológicamente el recorrido de la figuración, y lo que ella denomina realismo mágico, a la abstracción. Un itinerario didáctico en el que puede contemplarse la evolución en el trabajo y su maduración definitiva como artista. En el horizonte una exposición colectiva con otros artistas italianos y una de sus obras que colgará de las paredes de un museo napolitano.

Pregunta :¿Cómo se inicia ese camino a la abstracción?
Respuesta: Empecé tímidamente presentando algo en una exposición que hice en 2015 en el Jardín de la Música. Se trataba de obra muy pequeña, pero yo ya tenía una idea preconcebida de lo que quería hacer, aunque esto fuese una especie de precalentamiento. Después de esta exposición, con los mismos temas, hice la muestra de Nápoles y allí ya comencé a desarrollarlo de otra manera. Se trataba de un sala de arte contemporáneo. Me centré y empecé también con el realismo mágico y otras cosas más sueltas.
Como tenía ilusión de exponer en el Museo del Calzado, hablé con el director. Para mi éste ha sido el marco ideal para exponer en Elda, he colgado muchos de mis cuadros, y de mis alumnos, aquí y le pedí un año de tiempo para hacer algo especial relacionado con el calzado.
P: ¿ Qué importancia le da al hecho de tener ahora más tiempo?
R: Mucha. Yo pintaba, pero mis manos no materializaban lo que yo quería por falta de tiempo, lo que nos pasa a todos los que estamos trabajando. Al jubilarme he podido sacar todo lo que llevaba dentro durante años.
P: Es mucho más frecuente escucharlo en literatura. ¿Qué entiende por realismo mágico en pintura?
R: Es una corriente tanto pictórica como literaria. Es real pero es mágico. Es algo figurativo en las formas pero no existe en la realidad, son inventadas. Los paisajes urbanos que tengo o los bodegones que puedes ver en la exposición, sólo existen en mi imaginación.

P:¿Recuerda la primera exposición?
R: Si, fue en la CAPA de la calle Jardines a finales de los años setenta. Yo creo que entonces era muy osada, pero notaba que precisaba de mayor preparación. Recuerdo que en una ocasión, en la universidad, nos preguntaron a todos porqué pintábamos. Yo respondí que para mi en realidad era una necesidad. Yo disfruto enormemente pintando y la gente lo sabe.
P: Muchas personas puede asociar su obra con las formas de otro tiempo. ¿Realmente se tiene y se mantiene un sello en pintura?
R: Yo en realidad siempre he hecho abstracciones. Recuerdo una exposición sobre calles con verticalidades, que hice hace mucho tiempo, y allí ya habían abstracciones. Yo creo que el hecho de estar en la academia, enseñando a la gente la base del dibujo artístico y todas las técnicas, te encierras un poco en lo real y eso te imprime una coraza que te impide desarrollar otras cosas. También es cierto que tenía poco tiempo, pero he disfrutado mucho preparando a la gente y dando clases. Para llegar a la abstracción tienes que saber hacer primero bien todo esto, si no sabes hacer algo bien, hecho figurativamente, en la abstracción se nota, yo al menos lo notaría.
Hay que tener en cuenta que para trabajar, primero se hace una composición. Si te fijas en los cuadros siempre son abstracciones y juego con los colores complementarios, no se hace tontamente. Ahí se nota todo lo que llevas detrás.
Como reza en uno de los carteles de esta exposición con una frase de Picasso, “Aprende las reglas como un profesional para que puedas romperlas como un artista”.
P:¿Cómo ha percibido el cambio de su pintura en la gente?
R: Creo que en principio, en el Jardín de la Música, como una decepción. En realidad fue una tentativa. Pensé en mi, quería ser libre y no pensar si gustaba o no. Quería hacer una exposición sincera y la gente, acostumbrada a ver todo lo anterior mío, y en este caso obra de tamaño muy pequeño, no sé si lo entendió. Pero yo sabía que estaba por el buen camino y gracias a eso me salió lo de la exposición de Italia.
P: ¿Cuánto tiempo ha estado al frente de la academia de arte?
R: Desde 1989 al 2013 que me jubilé. En aquellos momentos no habían espacios así y lo cierto es que a lo largo de ese tiempo pasó muchísima gente por allí.
Lo ideal sería que un artista pudiese vivir de su pintura, pero esto es imposible, es algo muy inestable y por eso puse la academia, para poder vivir de lo que me gustaba. Para mi ha sido un trabajo muy agradable, me gustaba la enseñanza y he dado clases mañana, tarde y noche.
Yo estudié la carrera después de que naciese mi hijo. Sentía que necesitaba aprender y disfruté mucho en la universidad, me convertí en una esponja. El estudiar el esqueleto humano o la anatomía, por poner un ejemplo, fueron novedades esenciales, pero en realidad todo lo que aprendí.
P: Qué paleta de color predomina en esta muestra?
R: Una paleta de color definida. Los colores fríos, aunque hay una parte algo más cálida. He jugado con colores fríos y complementarios, azules y amarillos, y naranjas, azules y naranjas y amarillos y violetas.
P: la técnica?
R: Ha sido acrílicos sobre lienzo, algo de collage y los pequeños son acuarelas con ceras.

La muestra permanecerá abierta en el Museo del Calzado hasta el 4 de febrero.

Print Friendly

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>