destacados, Reportajes, Sociedad — 17 octubre, 2014 at 7:56 pm

Jardín de la Música o “El gran pipican”

por
El Jardín de la Música es un espacio situado en el centro de la localidad, una finca particular que en su día fue convertida en lugar de recreo para todos los ciudadanos eldenses y que en la actualidad se ha convertido esencialmente en un área de tránsito para mascotas y consecuentemente en una especie de gran pipican abandonado a su suerte.

La dejadez de esta zona; mobiliario destrozado, pintadas, falta de iluminación, edificios deficientes, fuentes rotas y jardín yermo, lo han transformado de tal modo desde sus inicios, que pocos padres se atreven hoy a que sus hijos jueguen confiados en su suelo con total garantía. La abundancia de excrementos, la ausencia de vigilancia y la peligrosidad de sus elementos deteriorados y cortantes, hacen de este jardín un lugar inhóspito.
A oscuras
Los globos de las farolas han desaparecido en muchos casos y en otros no existe ni una triste bombilla. Se ilumina el espacio central mientras que el entorno aparece a oscuras, especialmente Padre Manjón, una situación que poco o nada invita a transitar por allí cuando oscurece y pueden observarse como liberan a las mascotas ( algunas de gran tamaño) de sus amarres y corren libremente por el parque.
Antes de las ocho de la mañana es frecuente ver a los vecinos del entorno pasear a sus perros y aunque algunos recogen los excrementos, es obvio que no todos tienen este tipo de comportamiento cívico ya que, por norma general, caminar por este jardín es una suerte de obstáculos de escatológico linaje. Llama la atención que se prohíba la suelta de animales en una de sus entradas (en otro cartel se pide que recojan sus excrementos incluso del césped) y que todas las leyendas se incumplan expresamente.

Aunque su vallado fue pintado hace unos años por la Escuela Taller de Idelsa, la falta de mantenimiento de este espacio que permanece abierto a todas horas -excepto en los días de viento- es evidente. La caseta que durante años albergó una cafetería está tapiada y en el año 2012 la concejalía de Servicios la restauró al considerarla un foco “de insalubridad y peligro” ya que habían cristales rotos al alcance de cualquier persona. En aquellos momentos se especula con una licitación para que se pusiese en marcha de nuevo la cafetería.
Historia
La propiedad del jardín pasó a manos municipal el 5 de octubre de 1983 por el precio de 63 millones de pesetas aunque los dos chalets de la parte inferior no pudieron ser ocupados hasta el año 1985, fecha en la que se concluía el pago total. El Ayuntamiento anunció entonces un concurso de ideas para resolver el uso de este espacio (Vivir en Elda octubre 1983). El Jardín fue inaugurado en septiembre 1985 “en el pórtico de las fiestas mayores” contando con la presencia del Presidente de las Cortes Valencianas.
En marzo de 1986 se trasladaba la Oficina Municipal de Sanidad a uno de los chalets inferiores, mientras que el otro albergó desde sus inicios a Radio Vivir que en marzo de 1987 comenzaba sus emisiones. Durante la última década la empresa municipal EMIDESA ocupó los dos chalets ya que al margen de la radio funcionaba Vivir Televisión y la revista Vivir en Elda. En julio de 2013, tras dos años de desmantelamiento y el despido de 20 trabajadores, el ayuntamiento dejó de forma testimonial los servicios (solo funciona Vivir en Elda con carácter mensual y una web en la que se cuelgan las noticias diarias) quedando sin utilidad el chalet primitivo. En octubre de 2014 este chalet ha sido ocupado por la Asociación Contra el Cáncer, un colectivo al que le ha sido cedido durante tres años y la redacción de Vivir ha pasado de nuevo al chalet que desde el inicio albergó los servicios de la radio y televisión.
La Casa Grande, inaugurada en 1991, permanece cerrada y sólo se abre para las exposiciones programadas. El deterioro exterior de las edificaciones es también evidente; elementos de la escalera o cristales rotos por no hablar del estado del propio jardín, que ha sufrido más de un accidente por la caída de árboles.
.
Fuentes: Vivir en Elda y Vivir Digital
Fotografía: Eleazar García
Print Friendly

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>