Deporte, destacados, Educación, Entrevistas, Talento local — 22 enero, 2016 at 10:20 pm

Jorge Maestre. ‘El Yoga es un trabajo holístico’

por
Es profesor de Educación Especial, psicopedagogo, profesor de Hatha Yoga y Kundalini. Este eldense nacido hace 47 años, Jorge Maestre, es además autor de cinco libros sobre comprensión lectora, escribe regularmente –publicó en 2010 la obra Yoga para niños– y actualmente tiene en perspectiva dirigir su doctorado por esa línea de investigación.
Comprometido y austero, Jorge vive impregnado de esta filosofía que le ayuda a mejorar la convivencia con los demás. Vegetariano convencido, lleva dos décadas inmerso en esta disciplina milenaria que busca, según él, la felicidad de las personas.

Pregunta
¿Cuándo comienza a practicar yoga?

Respuesta
Empecé hace veinte años y básicamente por hacer un tipo de deporte diferente a lo que venía practicando habitualmente – footing y atletismo-. Al principio fue curiosidad- Había oído hablar de los beneficios terapéuticos del yoga para la salud, el cuerpo y la mente y también de la armonía entre ambas partes.

P.-¿Qué diferencia hay entre el yoga y otras disciplinas?

R.-Antes de comenzar tenía la idea de que era un ejercicio basado en el poder de la mente. Luego, descubría que estaba muy equivocado, incluso a veces me parecía demasiado físico, que trabajaba mucho el cuerpo. Con el paso del tiempo descubrí que no era ni muy mental ni muy físico sino que aunaba las energía de uno y otro lado y lo que hacía era un poco la comunión de ambas dentro del ser humano, era bastante holístico, trabajaba toda la persona en global.

P.-¿Sería esa la definición?

R.- Básicamente, ya que en cuanto a la aplicación práctica, el yoga es una labor holística que trabaja todas las dimensiones del ser humano y esencialmente lo que busca es la felicidad de las personas. Aprendes a sentirte bien, a estar bien no sólo tú sino que aprendes también a estar bien con los demás.

P.-¿Permite ir subiendo peldaños?

R.- A mi me llevó mi tiempo. Practicaba, estaba muy bien y me sentía muy a gusto, pero me faltaba algo más. Sentía también curiosidad en el sentido de ahondar en las bases del yoga; en la filosofía, en la literatura, en las bases psicológicas… Entonces vi que la mejor manera era formarme como profesor, contacté con la escuela de Murcia en 2004 e hice el curso reglamentario de formación de dos años de Hatha Yoga. Lo bueno es que al mes y medio me dieron la oportunidad de dar clases y eso fue descubrir otro mundo, no sólo aplicaba el yoga en mi, sino que tenía que hacerlo de forma que transmitiese el yoga a los demás. Era redundante, me beneficiaba por los dos lados; mejoraba conscientemente mi práctica en el yoga y por otra parte mejoraba mi comunicación con los demás, consiguiendo así un doble beneficio. Eso ha sido muy provechoso para mi y al día de hoy lo sigue siendo.

P.-¿Hablamos de una filosofía de vida?

R.-En cierto modo si, de ahí adopté hábitos de vida diferentes y me hice vegetariano. Tomo productos de origen animal, como leche, yogures o huevos, pero tengo especial sensibilidad en que sean productos ecológicos y que no exista maltrato animal, al menos lo intento. El yoga también se basa en el ser humano pero tiene una idea global de lo que es el contacto del ser humano con el planeta y su desarrollo, lo que te lleva a cuidarte y hacer lo propio con el planeta, en definitiva con todo lo que te rodea.
Cambié los hábitos y la espiritualidad. Entendí que se abría una nueva dimensión en contacto con la parte física. Había leído hace mucho tiempo y no sólo en textos de yoga, también cristianos, indicaciones sobre que la espiritualidad está muy unida a la parte física, y aquí lo experimenté. Haciendo el Saludo al Sol o meditando, llegas a estados espirituales más elevados de los antes eras consciente.

P.-¿El yoga es una invitación a la espiritualidad?

R.-En cierto modo si, está todo engarzado y una pieza te lleva a la otra. Si quieres aprovecharlo bien tienes que tener en cuenta todas las piezas del puzle, aunque hay personas que toman sólo la parte física, que también está bien porque de alguna forma también progresas. Pero lo ideal es ir ahondando en todas las partes y por tanto en el desarrollo del ser humano global. Yo he visto a gente que practica el yoga que por ejemplo es fumadora y que antes de comenzar se fuma un cigarro y cuando sale se fuma otro. Bueno, eso no es que esté ni bien ni mal, sólo que se pierden beneficios y bien es verdad que mientras se practica yoga esa misma gente durante una hora u hora y media disfruta realmente de lo que está haciendo.

P.- ¿Espiritualidad y cambio de valores en el yoga?
R.-Si, claro que el yoga está vinculado con determinado tipo de espiritualidad y con unos valores, lo que pasa es que luego puede convertirse en un producto que puede venderse de muchas formas, y más en Occidente que tenemos habilidad para estas cosas, pero sus raíces tienen mucho que ver con la espiritualidad.
El yoga clásico, el de Patañjali, el que el sabio sistematizó a través de un método (no se sabe bien cuando; si 500 años después de Cristo o 500 antes,) está totalmente enraizado en una base espiritual, además de la física, ya que habla de cuidados del cuerpo, de la mente del espíritu y algunas asanas o posturas, pero pocas. Es lo primero que se conoce del yoga. De cualquier modo también tiene raíces filosóficas e incluso religiosas.

P.- ¿ Sirve como aplicación en la vida cotidiana?

R.- Te da una base muy fuerte de autocontrol y de alguna forma de confianza en ti mismo y en la vida. No es una píldora que lo resuelva todo pero siempre está ahí. Las mismas técnicas, el respirar, el control de tu cuerpo, ayuda mucho, te da una red de seguridad. Independientemente de situaciones conflictivas, en las situaciones agradables también te gratifica el yoga. Yo le he dado clases de yoga a los alumnos pero también a los profesores que lo demandan mucho.

P.- ¿Y el escribir Yoga para niños en 2011?

R.- En realidad había poco sobre este tema. Existían libros que técnicamente eran buenos pero fallaban en las ilustraciones. Otros que al contrario tenía buena fotografía pero estaban incompletos técnicamente o las historias eran flojas. Yo intenté aunarlo todo; la parte gráfica, la técnica y la literaria y bueno, el resultado estuvo bien. Hay gente que lo está aplicando, que se comunica conmigo y me pregunta al respecto.

P.- ¿La literatura es una parte importante de su vida?

R.- Siempre me ha gustado escribir pero hace años que descubrí que igual podía escribir algo decente. Me ayudó el realizar el taller literario con Luis Leante ya que te da ánimo pero por otro es muy realista y si algo no le ha gustado te lo dice claramente. A partir del nacimiento de mi hijo, hace tres años, me di cuenta que tenía muy poco tiempo, pero lo aprovecho. Estoy escribiendo relatos, lo que ocurre es que tengo muchos escritos sin darle salida. Algunos amigos literatos como Luis Leante, que se presta a leerlos e incluso a corregirlos, me ayudan en ese sentido pero tengo poco tiempo para dedicarle la energía que precisan.

P.-¿Sigue formándose?

R.-Si, ahora mismo he terminado un máster de Educación Secundaria y la idea que tengo es hacer el doctorado utilizando el tema del yoga en la educación. Ilusión no me falta.

Print Friendly

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>