Política, Reportajes — 15 junio, 2015 at 8:46 am

La investidura del cambio. Gobierno en minoría y espíritu de consenso

por

La aritmética de pactos –once de veinticinco concejales– no daba la mayoría absoluta al PSOE en el pleno de investidura del pasado 13 de junio, ya que sólo habían conseguido llegar a un acuerdo de gobernabilidad con Compromís,. No obstante, el hecho de ser la lista más votada, permitía a Rubén Alfaro ser investido como alcalde. De este modo la vara de mando pasaba de la popular Adela Pedrosa al socialista Alfaro tras dos legislaturas en las que el PP había obtenido apoyos suficientes para gobernar en solitario, poniendo fin a si a un periodo de política totalitaria y sin acuerdos con el resto de fuerzas, abriéndose de este modo un escenario diferente; un espacio en el que será imposible llevar adelante determinados proyectos sin recabar apoyos ni consensos. Alfaro apelaba al espíritu de las primeras elecciones, la vuelta a la ilusión, de los comicios democráticos del 79.

El nuevo alcalde con la vara de mando

El pleno de investidura del candidato socialista a la alcaldía, Rubén Alfaro, se desarrolló sin incidentes- con un salón repleto y con numeroso público que lo siguió a través de una pantalla gigante- y tal como estaba previsto no hubo sorpresas. Tras haber perdido las elecciones, y por supuesto la mayoría, el PP votó a su candidata, Adela Pedrosa, con siete votos. Dos de las nuevas fuerzas políticas que han irrumpido en el ayuntamiento; Ciudadanos, y Sí se puede, tal como habían anunciado, se abstuvieron y EU votó a su candidato, Javier Rivera- que obtuvo dos votos-. Sólo Compromís, que ya había adelantado su acuerdo de gobernabilidad con el PSOE, votaba al candidato socialista sumando sus dos votos a los nueve de la bancada del PSOE.
El acto protocolario había comenzado con la constitución de la mesa de edad, presidida por José Mateo Gras del PP y por Víctor Alarcón, de Sí se puede, en el puesto de vocal como el concejal de menor edad. El siguiente paso fue el juramento o promesa de cada uno de los cargos. Sólo los miembros del PP utilizaron la fórmula del juramento y lo hicieron sobre la Biblia. El resto de fuerzas prometieron su cargo y dos formaciones; EU y Si se puede, por imperativo legal, añadieron a este formalismo sus reivindicaciones, la primera en alusión a sus convicciones republicanas y la segunda con un alegato contra la desigualdad y el papel de la banca; “rescatar la soberanía y someterla a los intereses del pueblo y no a los beneficios de los bancos”

Imagen de la Mesa de Edad

Tras el juramento/promesa del cargo se pasó a las votaciones y Rubén Alfaro se alzó con la vara de mando, entregada en este caso por la alcaldesa saliente; Adela Pedrosa.

A continuación se llevaba a cabo la última parte, la intervención de los portavoces de cada uno de los seis grupos que tienen representación en el ayuntamiento en el orden siguiente, de menor a mayor número de votos obtenidos en las elecciones municipales; EU, Compromís, Si se puede, Ciudadanos, Partido Popular y PSOE, cerrando el turno de palabra y el pleno, el nuevo alcalde. Los grupos aprovecharon esta oportunidad para hacer su declaración de intenciones, para esta décima legislatura, dando detalles sobre las conversaciones que han tenido lugar –para llegar a acuerdos– los escollos que han encontrado, su papel como oposición, o el recordatorio, en el caso del PP, de aquello que consideran que han sido sus logros. Pero ante todo, ha primado, la notoria presencia de un discurso social en que se ha hecho alusión a la situación actual, a las carencias de los eldenses y en definitiva, a la necesidad, ante un panorama político tan diverso, de entenderse para llegar a acuerdos.

El discurso de los portavoces

YouTube
Javier Rivera
YouTube
Manuel Ibáñez
YouTube
Víctor Alarcón
YouTube
Francisco Sánchez
YouTube
Adela Pedrosa
YouTube
Eduardo Vicente

 

El último en intervenir fue el nuevo alcalde, que apeló al espíritu del 79, a la intención de ser un alcalde cercano y de tender la mano en todo momento para llegar a acuerdos que permitan cambiar la realidad actual

Treinta y seis años después

Rubén Alfaro ha sido investido en la décima legislatura democrática. Antes de él fueron alcaldes Roberto García Blanes (1979-1995) Camilo Valor (1995) Juan Pascual Azorín (1996-2007) y Adela Pedrosa (2007-2015)

 

Rubén Alfaro intervino posteriormente sintetizando su discurso y haciendo de nuevo referencia a la pluralidad, al año 1979, con el comienzo de la democracia, poniendo el acento en colocar a las personas como eje de las políticas de este nuevo Ayuntamiento.

Fotografía y vídeo; Eleazar García

Print Friendly

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>