Cultura, destacados, Entrevistas — 23 junio, 2015 at 3:54 pm

Museo del Bolso. Una colección en busca de espacio

por

María Teresa Rostoll es la directora del Museo del Bolso, una actividad que hasta el momento únicamente tiene soporte online pero que, tras varios años de alimentar sus fondos, precisa de una ubicación real. Más de medio millar de ejemplares de todas las épocas, exposiciones y miles de visitas a su sitio web avalan la enjundia de esta singular y excepcional colección museística.

Para entender su relación con esta conjunto, cabría destacar que está casada con el impulsor y fundador del Museo del Calzado, José María Amat Amer, director del mismo hasta su jubilación. A partir de ese momento comienzan a interesarse por piezas –en este caso bolsos– que sus contactos habituales, anticuarios y vendedores en internet, le ofrecían. De ahí nace su disposición por coleccionar estos elementos que tenían un vínculo común con otro complemento esencial; el calzado, al que tanto esfuerzo, estudio y años había dedicado.

El trabajo de restauración de María Teresa, la identificación, el estudio y la clasificación, ha servido para mostrar al público la labor que han ido realizando desde el año 2005. “Comenzamos con un bolso firmado por Manolete y Álvaro Domec”. Tras comprobar la autenticidad de la pieza, empezaron a interesarse por otras que les iban ofreciendo .“Cuando viajábamos lo primero que visitábamos eran los anticuarios. También nos enviaban gran cantidad desde el extranjero- como en el caso de mi hija que vive en Holanda o algunos que nos ha enviado el director del Museo Borceguí de México”. En 2008 se deciden a mostrarlos en Internet. “Se trataba de una oportunidad de exponerlos al público ante la imposibilidad de hacerlo en un espacio físico”. De este modo han ido funcionando hasta la fecha y en este tiempo han acumulado alrededor de 600 piezas.

Los fondos del Museo del Bolso han viajado sólo para realizar exposiciones y se encuentran almacenados en un local. “Es un almacén y pese a que están guardados en estuches y cajas, tememos por su conservación (por el tema de las humedades). Además, nos gustaría que la gente pudiera verlo de forma física”. María Teresa asegura en este sentido que están dispuestos a llegar a un acuerdo de cesión, o fórmulas semejantes, con tal de que pueda tener visibilidad. “Esencialmente hace falta un espacio y vitrinas para colocarlos”.
Fotografía y vídeo; Eleazar García

Print Friendly

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>