Ciudadanos, Opinión, Sociedad — 24 marzo, 2015 at 9:16 am

Opinión: Votar en tiempos revueltos

por
NUESTRA OPINIÓN: Taller Periodístico
Grupo Alberto Navarro Pastor
En un año de intensa actividad política, en la que según dicen unos y otros, se decidirá nuestro futuro durante los próximos cuatro años, nos encontramos con el patético espectáculo que están ofreciendo los que se llaman a sí mismos salvadores de la patria.
Nos estamos enterando por activa y por pasiva de los trapos sucios, que sin ningún pudor, utilizan como arma arrojadiza, para descalificar al oponente; como si esto fuese una pelea de macarras barriobajeros, marcando territorio; como si esto no fuese con el país; como si esto no fuese importante para la vida de las personas, para su bienestar, para la convivencia.
Nos parece un insulto a nuestra inteligencia la actitud chulesca con la que se están comportando queriéndonos hacer comulgar con ruedas de molino, aplicando la ley del embudo, como siempre.
Echamos de menos en sus discursos, propuestas creíbles, programas concretos, soluciones acertadas, reales, posibles; estamos hartos de promesas vanas, de mentiras descaradas, de malversadores, y defraudadores presuntamente imputados… de que se acuerden de santa Bárbara, solamente cuando truena.
Nos gustaría saber, para variar, si alguien piensa hacer algo para sacar a este país del profundo pozo en el que lo han sumergido, si hay esperanza para los que han perdido, además de sus bienes, la ilusión de creer que les espera un futuro mejor.
Han desvirtuado por completo la importancia y el respeto del ciudadano por el acto de votar; por mucho que repitan que en nuestras manos está la solución de la crisis; a la vista de los hechos, no podemos ni de lejos, creerlo. Cuando se vota a un partido político, no es para que este haga de su capa un sayo.
No manipulen la realidad. No somos tan ignorantes como parece y somos muy conscientes de que nuestro futuro ya está bastante hipotecado. Lo que dudamos es que esta clase política mediocre y tan falta de escrúpulos, a la que estamos manteniendo a costa de muchas privaciones, sea la que vaya a resolver la papeleta.
No obstante es nuestro deber votar y votaremos, eso seguro, pero aún a riesgo de equivocarnos, siguiendo nuestro propio criterio. Podrían ahorrarse los millones que les cuestan estas campañas y emplearlas en algo más positivo y necesario para la ciudadanía.
Déjense ya de insultos, amenazas y desvaríos; aprendan a ganar y a perder con dignidad; sean consecuentes con el puesto que ocupan y con el que pretenden ocupar, únanse para levantar a este país y devolver a sus buenas gentes todo lo que han perdido.
A ver si aprenden de una vez, que no se puede repicar, oír misa y al mismo tiempo pasar la bandeja y quedarse con la colecta.
23 de Marzo del 2015
Print Friendly

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>