Ciudadanos, destacados, Reportajes — 11 marzo, 2015 at 9:40 am

Sin noticias de Las Trescientas. Cuatro años de demora del segundo bloque

por
Las Trescientas Viviendas de Elda, complejo formado por cinco bloques construidos en 1959 y que da nombre a todo el barrio, se ha convertido en un territorio abandonado, tras aparcarse la rehabilitación de cuatro de sus cinco bloques. El estado de deterioro de estas construcciones, llevadas a cabo en su día con materiales y estructuras de escasa calidad, supuso en su momento el comienzo de una lucha que arranca en 2002 hasta que en 2003, el entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se comprometiese en una visita a solventar el problema.
Después de años de lucha, trámites y peticiones, en noviembre de 2007, y tras el desalojo de los vecinos para llevar a cabo una reforma integral, comenzaron las obras; unos trabajo que deberían durar en principio seis meses y que se prolongaron por dos años ya que no fue hasta noviembre de 2009 cuando comenzaron a ocupar de nuevo las viviendas rehabilitadas del primer bloque. Atrás quedaban dos años de retraso por problemas del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) con las contratas y subcontratas. Manifestaciones, denuncias y huelga de hambre de obreros, que tardaban meses en cobrar, fueron parte del panorama real y mediático de esos años hasta que al fin fueron entregadas las llaves de las 48 viviendas.
Antes de esto, ya en 2008, se había firmado el convenio para la rehabilitación del segundo bloque aunque con cambios sustanciales, ya no se incluía la reforma integral. El inicio de estos trabajos fueron anunciados en reiteradas ocasiones por el PP desde 2010 incluso se contó con la visita en esa fecha del Conseller Juan Cotino y del responsables del IVVSA para la firma del convenio. La fecha señalada fue enero de 2011 y ya entonces se habla del lastre causado por el sobrecoste del primer bloque que marcaría al resto, ya que sólo se iba a actuar en las zonas comunes. Cuatro años después las obras siguen sin comenzar y las deficiencias de las viviendas son cada vez más evidentes, según denuncia el presidente de la comunidad de vecinos; Ricardo Massi, que hace tres años, en noviembre de 2011, sufrió el desplome del techo de su galería ( en el segundo bloque) mientras dormía.
Desesperanza e impotencia marcan el ánimo de estos vecinos que ven como pasa el tiempo sin que comiencen las obras del segundo bloque. Mientras, desde la misma calle, pueden verse los signos evidentes del deterioro; fachadas que se caen e invaden las aceras, humedades a la vista y pisos apuntalados en los que sus moradores duermen atemorizados en una cuarta planta, que evidencia la mala calidad de la techumbre, algo que puede verse con cualquier trabajo mínimo que se realice desde el interior de la vivienda. Massí denuncia el abandono del barrio, el agravio comparativo respecto a otras zonas de la población y la situación precaria de sus moradores.Recuerda además que la Generalitat Valenciana se comprometió en su día a la rehabilitación de estos bloques y no entiende cuál ha sido el destino del presupuesto anunciado en su momento a bombo y platillo.Por otro lado sus quejas van dirigidas al equipo de gobierno al que acusa de falta de voluntad y de dejadez ante la problemática que vive el barrio.
Fotografía y vídeo; Eleazar García
Print Friendly

Envíe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>