El sonido de la Navidad

El sonido de la Navidad

Por

Dori Bernabéu Falcó

Ese año, los amigos propusieron ir a la Misa del Gallo. Algo escéptica con esos temas, dudé, pero ellos misteriosamente contestaron: no te arrepentirás.

Llegados a la Iglesia de Santa Ana, subimos al campanario. La vista desde esa altura era espectacular. Allí se descubrió el misterio; Luis, era hijo del campanero y esa noche ayudaba a su padre a difundir el sonido de la Navidad

Impresionaba ver de cerca aquellas enormes campanas volteando con el ensordecedor ruido de sus badajos. Todos quisimos colaborar, aunque no sin cierto temor. Empujar al ver acercarse aquella imparable mole imponía un gran respeto.

Fue una forma muy especial de participar en la Navidad y un recuerdo inolvidable.

Texto del taller de microrrelatos Elda y la Navidad

Sobre el autor /

colaboradores@eldato.es

Escribe un comentario